Cualquier fanático de los videojuegos ha soñado con la idea de ser gamer profesional y que le paguen por jugar. A pesar de que en muchos lugares no cuentan con el reconocimiento que tienen en otros países, un pro PC gamer puede llegar a ganar más que muchos profesionales.

Así que ¿te interesa ser PC gamer profesional? El primer paso, y más obvio, es entrenar, pero debes estar consciente de que deberás hacerlo como parte de tus responsabilidades y a tiempo completo como cualquier otra profesión. Acer nos da algunas pistas que te pueden servir. 

Tomar los videojuegos como trabajo

Supongamos que tienes toda la actitud y compromiso para entrenar, en caso de que seas perseverante ya tienes algo de terreno ganado, sin embargo, debes estar consciente de que te enfrentarás con un camino complicado, debido a que no existen manuales o una fórmula que puedas seguir para triunfar en este mundo. La experiencia y camino recorrido de cada PC gamer es diferente. Alguien que desee profesionalizarse en los videojuegos debe invertir recursos para prepararse y participar en sus primeras competencias hasta que se haga de un nombre, con lo cual verá por fin los frutos de su esfuerzo. Además, se tiene que trabajar en un cambio de mentalidad generalizada con respecto a los videojuegos, que aún son considerados por muchos como “una pérdida de tiempo”.

Pero he aquí las buenas noticias: cada día son más las organizaciones que buscan profesionalizar los videojuegos, así como importantes empresas que se suman para ofrecer patrocinios a los jugadores. A nivel mundial, la figura del pro gamer sigue ganando autoridad y respeto.

Compromiso

Primero está la pasión por jugar, pero eso no lo es todo. Necesitas compromiso para entrenar muy duro y desarrollar habilidades. Ser pro gamer no debe ser diferente que cualquier otro trabajo en cuanto al número de horas dedicadas y al esfuerzo. Deberás fijar un horario de práctica y comprometerte a cumplir con él, a pesar de que en ocasiones no tengas deseos de jugar o surja algo más que hacer. Así como deberás cumplir con las horas de práctica, también es importante respetar tus horas de descanso para dedicarlas a otras actividades que de preferencia no tengan que ver con videojuegos, para llevar un sano balance en tu vida.

Paciencia y estrategia

No esperes saltar a la fama de un día a otro. Ser PC gamer profesional además de práctica exige paciencia. Empieza por unirte a grupos amateurs y a jugar en línea en copas abiertas. Hazte de un nombre en redes sociales, participa aportando información útil a los demás, realiza streamings.

Posterior a tus primeros triunfos en torneos, busca marcas que te patrocinen y llega a un acuerdo con ellas en las que ofrezcas visibilidad a cambio de apoyo económico y equipos. 

Buscar el juego y la comunidad adecuada

Analiza bien tus opciones, ya que no todos los juegos tienen el mismo potencial. Elige un juego en el que te consideres bueno, decide si jugarás en equipo o en solitario y analiza las ligas ya reconocidas como la LMV, mirando si este juego compite en sus plataformas y cada cuando se realizan sus torneos.

Estudio

Un verdadero pro gamer debe estudiar e investigar todo sobre los juegos que practica: antecedentes, historia, estrategias, etc. Participa en foros, comunidades y redes sociales de otros gamers y equipos para estar al día y recibir consejos de primera mano. Analiza el estilo de juego de los PC gamers más destacados a nivel mundial.

Actitudes

La actitud de un profesional incluye no hacer trampa, cumplir con las normas y ser respetuoso con los demás jugadores. Sé atento y amistoso con tus seguidores en redes sociales.

Adaptabilidad

Deberás desarrollar la capacidad de adaptación. No es lo mismo jugar en la sala de tu casa que hacerlo en entornos, mecánicas, formatos e incluso controles desconocidos.

Por último, pero muy importante: debes mentalizarte que recorrerás un camino con altas y bajas y es posible que termines desilusionado o aburrido, pero si eres perseverante podrás explotar un sector que sigue creciendo como la espuma. Recuerda, la clave para tener éxito como pro gamer es tener disciplina, compromiso, paciencia y, sobre todo, ¡jugar mucho!